Les avatars du «Prince grenouille» dans les traductions roumaines pour les enfants

  • Muguras Albumita Constantinescu

Resumen

Los avatares del primer cuento de los hermanos Grimm se manifiestan ya en el mismo título cuando los traductores eligen fórmulas como: “La rana encantada”, “El príncipe encantado” o “El príncipe sapo”, y cuando, a menudo, se omite la segunda parte del título relativa al servidor Enrique el Férreo.
En cuanto al resto del texto, las metamorfosis varían según el tipo de publicación: álbum, cuento aislado, recopilación de cuentos. De manera general, son más numerosas en los álbumes por el papel privilegiado de las ilustraciones en este formato.
El orden de colocación de los cuentos en las antologías rara vez se corresponde con el del volumen original. La ordenación de los cuentos es a menudo selectiva, pero conservada en la edición completa, responde a atraer tanto al lector informado como al niño en edad escolar.
En el cuento observamos cómo varios traductores omiten la primera frase que alude al cumplimiento de los deseos, así como el resumen final. Todos los elementos omitidos o añadidos aportan nuevas connotaciones y encienden la imaginación de los niños.
Se observan también algunos elementos lúdicos añadidos por el traductor que versifica algunas réplicas de los personajes o utiliza un apodo divertido para nombrar al príncipe encantado. Todo ello aleja la traducción del texto original pero puede resultar atractivo para el joven lector.
Palabras clave: traducción, título, posición inicial, supresión-abreviación, soluciones lúdicas.

Publicado
2018-05-20
Sección
El cuento y su recepción internacional (Traducciones y adaptaciones)