Los cuentos de la Sra. D'Aulnoy: del amor precioso al libertinaje encubierto

Autores/as

  • Marie-Agnes Thirard université de Lille

DOI:

https://doi.org/10.26754/ojs_ondina/ond.202053895

Resumen

A finales del siglo XVII, la moda de los cuentos de hadas se extendió en la literatura francesa. Esta moda se presenta en dos versiones : una para hombres, ilustrada por las obras de Charles Perrault, y la otra para mujeres, ilustrada por las narradoras, las descendientes de las Preciosas. Entre estas mujeres la señora D’Aulnoy es la más famosa. Esta última publicó, en 1697 y en 1698, dos colecciones
de cuentos, originalmente destinados a adultos alfabetizados pero que, con el paso de los siglos, fueron retomados en la literatura juvenil, a menudo para responder a las primeras emociones de las niñas. Estos cuentos de hadas tratan todos sobre búsquedas de amor y están muy influenciados por la preciosidad, tanto en lo que concierne a la idea del amor como a su forma de expresión. El cuento titulado Gracieuse et Percinet es el equivalente a una novela preciosa en miniatura. Sin embargo, más allá de este primer nivel de lectura, se puede distinguir una forma de pastiche cuya ilustración es el cuento titulado La Princesa Printanière. Bajo la expresión preciosa del amor, se esconde un libertinaje velado, que a menudo se manifiesta gracias a la metamorfosis animal de los personajes.
Palabras clave: amor, cuentos de hadas, preciosidad, libertinaje

Publicado

2021-01-12